Te levantas cansado y además tu familia está de malhumor, te dicen que roncas toda la noche y que no han podido descansar por tu culpa. Tienes que poner remedio.

Si roncas, es porque el aire que respiras no entra y sale libremente y se queda atascado en tu garganta. Las apneas pueden durar segundos o minutos y puede ser que te despiertes de forma brusca, con sensación de ahogo y haciendo mucho ruido. No es fácil convivir con este problema, la buena noticia es que hoy tenemos un tratamiento muy fácil y cómodo.

¿Necesitas más información?

Contacta con nosotros ahora sin ningún compromiso.
Además, tu primera visita es gratis.

Pide Cita Online